Dímelo con flores: Hazme recordar

Dímelo con flores: Hazme recordar

“Nada hay en mi intelecto que no haya pasado por mis sentidos”

Está demostrado científicamente que mediante los talleres de estimulación sensorial se potencian los sentidos y mejora la capacidad de pensar y el lenguaje.

En los talleres de botánica con personas mayores se trabaja la estimulación visual, olfativa y del tacto. El objetivo es activar sus sentidos, centrando su atención en las diferentes plantas. El taller, impartido por especialistas en el cuidado de personas mayores, consta de dos partes. Primero se describe detalladamente cada planta para centrar la atención en su color, forma, textura y olor, además de en su historia para que se entienda la procedencia del nombre de cada planta. A continuación, cada participante formará su propio herbario e incluso composiciones florares y tarjetas de recuerdo, donde se mezclarán todos los mensajes que se crean en su cerebro, evocando olores y texturas que les resultarán familiares y les transportarán a recuerdos del pasado.

Todas estas sensaciones activarán las neuronas sensoriales, responsables de la conversión de los estímulos externos del medio en estímulos internos. Hay neuronas sensoriales en la piel, los músculos, articulaciones y órganos internos que indican presión, temperatura y dolor. Mientras recibimos estímulos y nos movemos, las neuronas se comunican entre ellas, llegando a despertar emociones de nuestra infancia.

Estos talleres botánicos resultan beneficiosos como terapia para el Alzehimer y el deterioro cognitivo, ya que activan tanto el sistema sensorial como el emocional y ayudan a fijar la atención.

Publicado en: Actividades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*